Niños en la cocina: beneficios de cocinar con ellos

Probablemente, estás buscando formas de enseñar, comunicarte y conectar mejor con tus hijos. Los padres de niños pequeños buscan formas de promover el aprendizaje tanto académico como social. Los padres de adolescentes se esfuerzan por mantener abiertos canales de comunicación saludables al mismo tiempo que inculcan valores intrínsecos a sus tradiciones familiares. La cocina familiar es el epicentro de estos fines. Cocinar con tu hijo, tanto pequeño como mayor, tiene maravillosos beneficios para ambos. Te hablamos sobre cómo trabajar con niños en la cocina.

niños en la cocina

En primer lugar, la cocina debe ser un espacio seguro para tu hijo tenga la edad que tenga. Te presentamos tres productos que, en función de la edad de tu peque, ayudarán a que tu hijo esté más protegido y tú más tranquila. A continuación te enseñamos, niños en la cocina con:

1. Niños en la cocina con una torre de aprendizaje

Torre de aprendizaje, taburete de aprendizaje Montessori, taburete de ayudante de cocina Montessori, torre para niños pequeños…. Hay muchos nombres y varios estilos, pero la característica común entre estos artículos es que brindan un impulso a los niños pequeños, llevándolos a la altura de la encimera de la cocina para que puedan participar de manera segura y cómoda en las actividades diarias. A menudo son ajustables en altura y vienen con diferentes niveles de soportes laterales para evitar que tu hijo se caiga.

Las torres de aprendizaje son populares entre la comunidad Montessori que cree que los niños están naturalmente ansiosos por aprender y son capaces de hacerlo a través de experiencias de la vida real en entornos de apoyo cuidadosamente preparados. Las torres brindan a los niños pequeños un impulso de apoyo para explorar su creatividad, participar en las actividades cotidianas y ganar autonomía en su viaje de aprendizaje.

¿Necesitas una torre?

Desde nuestra experiencia como padres, nuestra torre de aprendizaje ofreció a nuestros hijos un sentido de independencia y confianza al proporcionar una plataforma segura que los llevó a la altura de la encimera y les permitió participar. Por supuesto, podrían haber usado un taburete o una silla de cocina, pero la altura nunca es perfecta. Además, la seguridad adicional de los lados de la torre no solo proporciona más comodidad, sino que también les permite dar un paso atrás, dando espacio para aprender por su cuenta.

Niños en la cocina, ¿cómo se usa una torre?

Los usos de las torres de aprendizaje son muchos, aquí hay algunas de las formas en que las hemos visto que son más utilizadas.

  1. Participar en la cocina. A los niños les encanta ser útiles y formar parte de la vida familiar, llevarlos a tu nivel les permite ser parte de la acción y les da más propiedad sobre su espacio y actividades.
  2. Cocinar y hornear. La mayoría de las torres de aprendizaje se encuentran en la cocina. Hay tantas actividades en las que tus hijos pueden participar mientras están en la cocina, y tenerlos seguros a tu altura… esto te permite tener más libertad para trabajar con ellos a tu lado.
  3. Ayudando con las tareas diarias. Clasificar y doblar la ropa, lavar y guardar los platos, limpiar las ventanas,…
  4. Haciendo manualidades. Darle a tu pequeño proyectos de arte a la altura del mostrador puede mantenerlo entretenido mientras aprende a tu lado y trabajas en la cena u otras actividades diarias.
  5. Chapoteando en el fregadero. Desde todo ese lavado de manos que están haciendo actualmente hasta lavarse los dientes y lavarse la cara, una torre para niños pequeños los llevará a una altura cómoda para ganar confianza para hacer estas actividades por sí mismos.
  6. Observando. Las torres de aprendizaje ofrecen a los niños pequeños un nuevo punto de vista, llevándolos a su nivel (¡o haciéndolos más altos que sus hermanos!) Puede proporcionar una sensación de emoción, independencia y confianza.
  7. Un entorno seguro. Es importante recordar que, aunque las torres de aprendizaje brindan un escalón más seguro que un taburete o una silla de cocina, siempre requieren la supervisión de un adulto. Tu pequeño tendrá acceso a elementos que alguna vez estuvieron fuera de su alcance, como cuchillos y la vitrocerámica caliente, por lo que es importante estar cerca, quitar los elementos peligrosos si es necesario y comunicarse con los niños sobre lo que pueden y no pueden hacer con su nueva altura y perspectiva.

Diseño y materiales de estas estructuras

Al elegir una torre de aprendizaje, es importante pensar en las siguientes características:

  • Adaptabilidad: tener una torre de aprendizaje con una plataforma ajustable es muy importante. Esta característica prolonga la vida útil del taburete y brinda apoyo y seguridad adicionales a tu hijo a medida que crece. Ajustar la plataforma no solo mantiene a tu hijo a la altura de la encimera a medida que crece, sino que también mantiene la correa de seguridad o el marco a una altura cómoda para que esté seguro y protegido.
  • Materiales: es importante evaluar qué materiales se utilizan para fabricar tu torre para niños pequeños. Busca marcas que utilicen pinturas naturales y maderas acabadas y de origen responsable que no contengan pegamentos de formaldehído.

¿Cuál es la mejor edad para una torre?

Las torres de aprendizaje son maravillosas para niños de entre 2 y 6 años de edad. Dependiendo del tamaño y el desarrollo del niño, muchos padres comienzan a usar las torres Montessori para niños pequeños alrededor de los 18 meses con una supervisión más cercana. Muchas torres de aprendizaje tienen plataformas ajustables, por lo que puedes cambiar fácilmente la altura de la plataforma a medida que tu hijo crece.

¿Son seguras?

Las torres de aprendizaje crean un taburete estable y parcialmente cerrado para los niños pequeños, lo que proporciona un paso seguro. Los niños aún necesitarán ser supervisados ​​mientras usan una torre, pero permite que los padres retrocedan un poco, lo que les da a los niños más independencia y les brinda la capacidad de trabajar en tareas junto a sus hijos sin sentir que no pueden estar lejos por un minuto para tomar algo de la nevera o de la despensa. Los artículos nuevos pueden estar potencialmente al alcance de tu hijo, como la vitrocerámica o los cuchillos de cocina, y es importante comunicar estos peligros a tu hijo o ponerlos fuera de su alcance según la edad y tu estilo de crianza. Muchas torres de aprendizaje son plegables o tienen varias partes deslizantes, así que ten en cuenta estos puntos para tu hijo.

2. Robot de cocina

Los niños en la cocina, pueden llegar a disfrutar bastante, sobre todo si ya pueden hacer determinadas tareas por ellos mismos. Un robot de cocina que les permita preparar platos sencillos (por supuesto, siempre bajo la supervisión de un adulto) puede ser de gran utilidad. Como para nosotros el mejor robot de cocina para niños es Beaba Babycook, nos centramos en éste.

Beaba Babycook es un artilugio 4 en 1 diseñado para cocinar al vapor, mezclar, recalentar y descongelar. La idea es utilizar estos procesos para hacer tu propia comida para bebés y niños, que después puedes servir o congelar y almacenar para más tarde, con verduras frescas e incluso pescado o carne.

Según nuestra experiencia, Babycook puede reemplazar la configuración de la olla, la licuadora y un triturador. Además, añadimos un microondas a esta lista, ya que el componente de descongelación de Babycook podría reducir tu dependencia de éste, lo cual, puede aumentar el valor nutricional de la comida de tu hijo.

Babycook se toma muy en serio el concepto de «todo en uno» cuando se trata de hacer comida casera para bebés y niños; realmente hace todo lo que necesita (con la notable excepción de lavar, pelar y picar verduras), esa parte todavía tendrás que hacerla tú. También es bastante simple, lo que permite que tu hijo pueda ayudarte en su manejo.

3. Niños en la cocina con su propia silla alta

Una vez que un bebé puede sentarse erguido sin apoyo, su desarrollo está listo para sentarse en una silla alta o trona. Debe mostrar una estabilidad y un control bastante buenos cuando está sentado, con solo un ligero balanceo. La capacidad de mantener la cabeza erguida también es imprescindible.

Cada fabricante de tronas tendrá una recomendación de edad para cada silla alta. La mayoría recomienda esperar hasta que el bebé tiene 6 meses antes de usar una silla de este tipo. Este es un buen punto de partida, pero querrás asegurarte de que tu bebé está listo. Después de todo, cada niño se desarrolla a un ritmo diferente. Por razones de seguridad, no querrás anticiparte.

Alcanzar este hito conlleva beneficios tanto para los bebés como para los padres. Con tu bebé en una silla alta, puedes tener las manos libres durante las comidas para preparar y comer tu propia comida o ayudar a otros niños, y tu bebé puede comenzar a aprender sobre la socialización y la interacción familiar que ocurre alrededor de la mesa de la cocina.

Como tronas hay muchas, te hablamos de las tronas de Ikea ya que son muy demandadas por los padres.

Caracteristicas clave:

  • Trona de plástico moldeado con bandeja desmontable de plástico y patas de acero.
  • Montaje sin herramientas en dos minutos.
  • Arnés de regazo de tres puntos.
  • Se puede desmontar sin herramientas para viajar o almacenar.
  • Adecuada tan pronto como tu hijo pueda sentarse sin ayuda, hasta alrededor de tres años o 15 kg.
  • Cumple con la norma de seguridad de la UE EN 14988: 2017.

Ventajas:

  • Relación calidad precio inmejorable lo que la hace disponible para la mayoría de los presupuestos y es fácil comprar una silla alta extra para la casa de los abuelos.
  • La forma de plástico suave es fácil de limpiar.
  • Ligera pero estable.
  • Las patas encajables facilitan el montaje y desmontaje

Inconvenientes:

  • No se puede ajustar la altura, la distancia de la bandeja o el ángulo del asiento.
  • Sin mecanismo de plegado ni reposapiés.
  • Estética simple y sin lujos (con un solo color disponible): puede que no se adapte a todos los gustos.
  • No está diseñada para durar más allá de la infancia, por lo que tiene una vida útil limitada.

Más sobre cocina con niños

Es cierto que incluir a los niños en la preparación de las comidas requiere tiempo, paciencia (especialmente después de un día de trabajo ajetreado) y algo de limpieza adicional. ¿Vale la pena el esfuerzo? Los expertos en niños y familias de muchas disciplinas educativas dicen «Sí». Creen que el tiempo invertido bien vale la pena y que padres e hijos obtendrán beneficios tanto a corto como a largo plazo.

Por qué cocinar es importante para los niños

Estudios recientes indican que el conocimiento nutricional por sí solo es insuficiente para educar a los niños sobre la importancia de una alimentación saludable. Los estudios demuestran que los niños que estudian nutrición con preparación de alimentos en la clase de ciencias son más efectivos que las clases sin ella. El aprendizaje experiencial táctil o las actividades prácticas que involucran el manejo de alimentos y equipo durante la preparación de alimentos a la hora de comer es fundamental para brindar a los niños una experiencia de aprendizaje completa. Los niños aprenden tocando, probando, viendo, sintiendo y escuchando. Durante la cocción, todos los sentidos están involucrados. Este compromiso multisensorial es lo que hace que las experiencias sean memorables. (¿Cuántos de nuestros recuerdos están vinculados con el olor del pan recién horneado o que un plato que sólo la abuela podría hacer?)

Rebajas
BÉABA Babycook Solo, Robot de cocina infantil 4 en 1, Tritura, cocina y cuece al vapor, Cocción rápida, Comida casera y deliciosa para bebés y niños, Comida variada para tu bebé, Gris
  • ROBOT DE COCINA 4 EN 1 : cocina al vapor, tritura, descongela y calienta. Capacidad XL
  • RÁPIDO : Cuece al vapor en 15 minutos, preserva los sabores y vitaminas. Mantiene los sabores y las vitaminas de los alimentos
  • DIFERENTES TEXTURAS : Tritura los alimentos como quieras para una textura adaptada a la edad del niño
  • GRAN CONTENIDO : Jarra XL de 1100 ml para preparar grandes cantidades de alimentos para bebés
  • FÁCIL : Dosificador de agua integrado en la jarra, stop automático con un Bip de aviso al final de la cocción, tapa amovible para facilitar la limpieza, una sola perilla de control (cocción - molido)
  • BOL AMOVIBLE : El bol de cocción amovible permite de recuperar el agua de la cocción, rico en vitaminas y minerales
  • COCCION SIN SUPERVISION : Parada automática con señal sonora y luminosa al final del ciclo

Beneficios para la salud y la nutrición

Cocinar juntos proporciona una forma relajada de hablar sobre nutrición. Trabajar codo con codo en la cocina ofrece la oportunidad perfecta para debatir sobre las opciones de alimentos y el impacto que esas elecciones tienen en el cuerpo y el medio ambiente. Los expertos dicen que lo mejor que puedes hacer por la salud de tu familia es cocinar en casa. La preparación de pescado a la parrilla brinda la oportunidad de hablar de la importancia de los ácidos grasos. La variación y el color del plato dan paso a conversaciones sobre la importancia de “comerse el arcoíris” y por qué es bueno para nuestra salud. Cuanto más educados estén los niños sobre la comida, es más probable que aprecien tus sugerencias para comer algo saludable.

Es más probable que los niños coman lo que preparan. Las batallas a la hora de comer con respecto a la voluntad de probar alimentos nuevos y saludables bien pueden convertirse en cosa del pasado. La investigación publicada en la Revista de la Academia de Nutrición y Dietética indica que los niños que participan en experiencias táctiles, como manipular alimentos, tienen menos neofobia a la comida (miedo a los alimentos) y una mayor aceptación de comer una variedad de ellos. Cuando los niños ayudan en la cocina, cocinar crea un sentido de propiedad que cambia su percepción y relación con la comida. Los estudios también han encontrado que los niños que participan en clases culinarias comen más frutas y verduras al completar el curso. Por tanto, ¡los niños que cocinan se convierten en niños que saborean y muchas veces comen!

ully Natural by moblì® | Torre de Aprendizaje de madera natural hecha en Italia | Diseñada por educadores especializados en el método Montessori | Torre de aprendizaje con estantes regulables
  • INNOVADORA Y SEGURA: ully Natural es la versión al natural de la gama ully. Diseñada inspirándose en los principios Montessori junto con educadores especializados, permite al niño participar en actividades de familia para que pueda acceder y aumentar su aprendizaje. ully Natural tiene un peso adecuado para poder ser movida con facilidad incluso por el mismo niño y para garantizar estabilidad y seguridad. Su diseño único no tiene esquinas y está completamente pulida a mano.
  • PRÁCTICA: ully Natural está diseñada con dimensiones perfectas para ocupar un espacio reducido en casa y para desplazarse con facilidad. Puede utilizarse en todo tipo de ambientes sin ocupar espacio y colocarse en un rincón cuando no se utiliza. La torre de aprendizaje ully Natural es muy fácil de montar: la recibirás en su embalaje de cartón reciclable con las instrucciones y todo el material necesario para realizar su montaje. Puede ser montada por una sola persona en tan solo 10 minutos.
  • LA ÚNICA CON SISTEMA “SAFE STEP”: ully Natural se adapta a la altura del niño a medida que crece gracias a la peana extraíble, permitiendo su uso durante el crecimiento. Con nuestro sistema patentado “Safe Step” bastará arrastrar la peana por las guías para modificar la altura. De esta forma hemos eliminado los tornillos para favorecer la practicidad y la estética sin renunciar a la seguridad; un escalón especial hace que sea imposible que el niño mueva la peana cuando se encuentra sobre esta.
  • GENUINA: ully Natural es la primera torre de aprendizaje realizada solo con paneles de madera de abedul natural preciados y certificados FSC, sin estar sometida a tratamientos de para mantener al producto seguro y genuino. Cuando abras el embalaje, un aroma de madera agradable llenará la habitación para confirmar su carácter natural. Es la primera torre de aprendizaje con sistema antideslizante y antiescalo, reduciendo de forma drástica el riesgo de deslizamiento y de escalada de los niños.
  • 100% TOSCANA: ully Natural nace de un proyecto familiar ambicioso de crear productos inspirados en las enseñanzas Montessori, de alta calidad y realizados con materiales naturales, sin aditivos, seguros para los niños y funcionales para las familias. ully Natural ha sido ideada por diseñadores especializados y fabricada por artesanos locales de origen toscano. El producto final es una mezcla de diseño y calidad de producción: excelencias italianas en las que moblì asienta sus valores.

Los niños desarrollan un paladar maduro. La exposición a la comida casera ayuda a los niños a desarrollar el gusto por los ingredientes frescos y saludables. Cuanto antes se exponga un niño y se acostumbre a los ingredientes saludables, es menos probable que adquiera un gusto por los alimentos procesados ​​cargados de calorías y carentes de nutrientes. Comenzará a omitir los refrigerios procesados ​​menos saludables a medida que aprende a preparar sus propios alimentos.

Los niños se convierten en consumidores informados. Enseñar a los niños a cocinar no solo los educa sobre la nutrición, sino que también les enseña a elegir alimentos de manera más inteligente y a tener más cuidado al planificar sus comidas. Las comidas preparadas desde cero suelen contener más nutrientes, menos calorías, productos químicos y edulcorantes que los alimentos preenvasados ​​y las comidas de restaurante (y son más baratos de preparar). Los niños que han hecho pan se dan cuenta de que el buen pan no necesita azúcar. Reconocerán que una lista de ingredientes de un kilómetro de largo (y difíciles de pronunciar) no tiene por qué consumirse. Es posible que incluso comience a vigilar tus compras! A medida que los niños experimenten los ingredientes frescos y se den cuenta del coste de los alimentos, comenzarán a analizar sus elecciones de alimentos fuera de casa con más cuidado.

Beneficios socioemocionales

Preparar comidas juntos significa tiempo de calidad en familia. El tiempo que se pasa con los niños en la cocina cuando son pequeños ofrece una oportunidad relajada para comunicarse. Es una inversión que dará sus frutos a medida que los niños crezcan; El tiempo para charlar y cocinar juntos en la cocina se vuelve aún más importante a medida que llegan a la adolescencia. La comunicación no comienza cuando un niño cumple los 17 años. Los hábitos familiares establecidos durante los primeros años se mantendrán hasta la edad adulta. Un amor saludable por la cocina y la experiencia en ella es una habilidad esencial para la vida que conducirá al éxito cuando los niños se muden de casa, vivan de forma independiente o se encuentren en relaciones con responsabilidades compartidas.

IKEA ANTILOP - Trona con cinturón de seguridad
  • -fácil de desmontar y llevar a lo largo.
  • trona -a hace que sea más fácil para los niños pequeños para comer en la misma mesa que los adultos, lo que les ayuda a desarrollar habilidades sociales y de la alimentación.

Pasar tiempo en la cocina les da confianza a los niñosLos peques que están en la cocina tienen una sensación de logro. ¡No hay nada que evoque una respuesta cálida como la expresión de un niño que sirve su comida con orgullo a sus amigos y familiares!

Los niños prosperan sintiéndose realizados y cocinar es una vía perfecto. Cocinar es una forma ideal de aumentar la autoestima y enseñar responsabilidad. El sentimiento de contribuir al bienestar de su familia es un gran motivo de orgullo para los niños y adolescentes. Los padres tienen muchas oportunidades de vincularse con sus hijos a través del elogio, la aceptación y la demostración de apoyo de los padres, todo lo cual está asociado con la reducción de la probabilidad de comportamientos de alto riesgo.

¿Qué más aprenden los niños al cocinar?

Una cocina es, literalmente, un laboratorio de aprendizaje. La cocina se puede considerar como experiencias científicas que los niños pueden comer. Al cocinar, los niños observan cambios en los ingredientes de los alimentos. Aprenden sobre acciones y consecuencias. Aprenden sobre la temperatura, flotar, derretir, congelar y (a veces) quemar. Aprenden y practican habilidades matemáticas a través de fracciones, midiendo, duplicando recetas y contemplando cantidades. Seguir recetas fomenta la autodirección y la independencia. También promueve la resolución de problemas y la creatividad. En términos de desarrollo físico, cocinar y preparar alimentos también contribuye al control de los músculos pequeños y la coordinación ojo mano.

La ciencia, el conteo, las fracciones, el pesaje, la secuenciación, la medición, el lenguaje, la motricidad fina, la lectura, la resolución de problemas y la participación social se practican durante esos momentos mágicos en la cocina.

Por último, cultivar un enfoque acogedor y de mente abierta hacia la comida también puede traducirse en adultos que se acercan a la vida, a nuevos gustos, actitudes y, lo que es más importante, a otras culturas de la misma manera: es una actitud que puede llevar a los niños más allá de la cocina familiar también enseñándoles a respetar las tradiciones y el patrimonio de su familia.

Cómo empezar a cocinar con tus hijos

¿Presionada por el tiempo por la mañana? Empieza a cocinar el desayuno con tus hijos los fines de semana, durante los meses de verano o durante las vacaciones escolares (¡es de lo que están hechas las tradiciones familiares!)

Cenad juntos con regularidad. Es más probable que los niños se sienten a comer una comida que han ayudado a preparar. Esto puede contribuir en gran medida al tiempo en familia durante una era de demandas externas excesivas en los horarios de preadolescentes y adolescentes. Involucrar a tus hijos en la cocina es un gran trampolín para lograr que aprecien las comidas familiares que pueden ser una lucha y muchas familias trabajan arduamente para incluso tener una comida diaria juntos. Nuevamente, comienza maximizando las oportunidades de los fines de semana para que la familia coma junta.

Consigue que los niños participen en la planificación de las comidas y en las compras. Saber que los martes es el «Día de los famosos macarrones de papá» o que los jueves son la «elección del chef» hará que los niños se emocionen con la hora de la cena y la preparación de la comida. Permitir que los niños se involucren en la compra de alimentos también es una forma de fomentar la participación cuando estén de vuelta en casa.

Los niños en la cocina puede ser el regalo que sigue dando. Les inspira lo que los adultos sabemos: la comida nutre nuestro cuerpo, brinda consuelo y simboliza el amor y la seguridad. ¿Qué mayor regalo pueden dar los padres a sus hijos al ocupar su lugar en el mundo?

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por mí, Esther Béjar, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es poder responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Webempresa Europa S.L. (Webempresa), situados en la Unión Europea (política de privacidad de Webempresa). Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@mepicalaetiqueta.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Subir