Cuidado de los ojos en niños: consejos sencillos

La vista es uno de los sentidos más importantes, ya que la mayoría de la información que percibimos los humanos es a través de ella. Su cuidado de forma rutinaria y los exámenes regulares son las mejores formas de identificar y prevenir muchos de los problemas oculares pediátricos. Te damos consejos sencillos para el cuidado de los ojos en niños.

cuidado de los ojos en niños

Lee este artículo para obtener más información sobre los diversos consejos para el cuidado de los ojos en niños y mejorar la salud ocular de tu hijo, ayudando a prevenir la aparición o progresión temprana de enfermedades oculares. Si tu hijo tiene problemas de visión o irritación de los ojos, comunicaselo a su médico especialista de inmediato.

¿Cómo mejorar la vista de los más pequeños?

Como es probable que tu hijo no sepa cómo proteger sus ojos de posibles accidentes y la pérdida de la visión, puedes enseñarle formas de prevenir lesiones e infecciones oculares. También puedes evaluar a tu pequeño para detectar problemas de visión y tomar las medidas necesarias para proteger y mejorar su vista.

La protección de la visión de tu hijo comienza durante el embarazo. El tabaquismo prenatal puede dañar los ojos de los bebés, por lo que puedes comenzar a cuidar la vista de tu niño incluso antes de que nazca. Asegúrate de dejar de fumar y ten una buena atención prenatal para evitar problemas oculares antes y en el momento del nacimiento.

Hay varios trucos sencillos para el cuidado de la vista de tu hijo. Estos consejos también pueden ayudar a prevenir daños oculares en los pequeños.

Consejos para el cuidado de los ojos en niños

1. Asegúrate del uso correcto de lentes de contacto y gafas

Si tu hijo tiene que usar gafas o lentes de contacto, adquiérelas solo en sitios de confianza como puede ser, por ejemplo, visiondirect.es. Para una buena salud ocular es esencial usar productos de calidad, hoy en día, puedes comprar lentillas a buen precio de forma online.

Tu hijo puede no tener cuidado con las lentes de contacto o las gafas. Puedes animarlo y enseñarle las formas adecuadas de utilización. Dile que no se las quite mientras lee si así se lo ha recomendado su especialista.

También puedes pedirle que se quite las gafas si corre en el parque o está haciendo deporte, ya que unas gafas rotas pueden causar lesiones. Compra siempre gafas y lentillas de acuerdo con la prescripción del oftalmólogo y controla la visión.

2. Dieta saludable para el cuidado de los ojos en niños

Una dieta saludable es esencial para la visión de un niño, así como para otras funciones y crecimiento. Puedes alentar a tu hijo a consumir alimentos saludables, como verduras frescas, huevos, pescado, carne y frutas. Las verduras de hojas verdes y los vegetales amarillos son buenas fuentes de vitamina A, un nutriente esencial para la salud ocular.

Puedes fomentar que tu hijo tome alimentos caseros frescos en lugar de productos procesados ​​y comida basura. Sigue una dieta mixta para asegurarte de que recibe todas las vitaminas y minerales que necesita. Puedes preparar bocadillos caseros sabrosos y saludables que gusten a tu pequeño.

3. Mantén una buena humedad relativa

La exposición constante a niveles altos o excesivamente bajos de humedad relativa en el ambiente, puede causar problemas en ojos, nariz y garganta. Si en tu casa no puedes mantener estos niveles en su rango ideal, deberías plantearte comprar un humidificador.

4. Beber mucha agua

Se necesita una cantidad adecuada de hidratación para la salud ocular. Puedes animar a tu hijo a beber un mínimo de cuatro vasos de agua al día. La cantidad adecuada puede cambiar según la edad y peso de tu peque, las actividades y las condiciones climáticas. Se requiere agua para el proceso de limpieza del ojo.

5. Descanso adecuado

Se necesita una cantidad mínima de sueño para una buena salud ocular. Una buena noche de sueño ayuda a rejuvenecer el cuerpo y relaja los ojos. Puedes motivar a tu hijo a que adopte una rutina de sueño regular para favorecer la salud de su visión.

6. Limita el tiempo frente a la pantalla

Los niños tienden a usar teléfonos inteligentes, tablets, consolas de juegos y ordenadores tanto como sea posible. El uso de estos dispositivos durante períodos prolongados puede fatigar la vista.

El tiempo de pantalla debe ser de menos de una hora para los niños menores de cinco años. Los niños mayores deben tener solo una hora de tiempo frente a la pantalla al día. El tiempo mínimo frente a una pantalla puede ayudar a garantizar que el sueño y la actividad física del peque no se vean afectados. El tiempo frente a la pantalla no debe ser antes de acostarse y debes evitar mostrar una pantalla de video durante mucho tiempo a niños menores de 18 meses.

Puedes animar a tu pequeño a que se entregue a otras actividades y juegos al aire libre. Si tu hijo tiene que usar la pantalla durante mucho tiempo, enséñele la regla 20-20-20, que es mirar a 20 pies de distancia (6 metros aproximadamente) durante 20 segundos cada 20 minutos. Este consejo saludable puede garantizar una buena vista.

7. Fomenta las actividades al aire libre para el cuidado de los ojos en niños

La aparición y progresión de la miopía en los niños se puede prevenir pasando más tiempo al aire libre. Puedes recomendar a los niños jugar al aire libre en lugar de juegos de interior o videojuegos. Las actividades en el exterior pueden ser físicamente beneficiosas para los pequeños.

8. No a frotarse los ojos

Los niños tienden a frotarse los ojos, especialmente si tienen irritación ocular o algún cuerpo extraño en el ojo. Frotarse puede dañar la visión y, a menudo, los gérmenes de las manos pueden pasar a los ojos y causar afecciones como conjuntivitis.

Puedes decir a tu hijo que se lave los ojos con agua fría para aliviar la irritación en lugar de frotarse. Los padres también deben enseñar a los niños técnicas adecuadas de higiene de manos.

9. Protección ocular

Los niños corren un alto riesgo de sufrir lesiones oculares mientras juegan y practican deporte. Puedes asegurarte de que sus ojos estén bien protegidos del sol y otras lesiones durante sus actividades. Deja que tu hijo use gafas de sol con filtro UV (asegurándote de que están certificadas) y no mire directamente al sol para evitar quemaduras en la retina.

Puedes hablar con tu peque sobre la la importancia de usar gafas deportivas para prevenir lesiones físicas y evitar la radiación ultravioleta. Asegúrate también de que tu hijo utiliza gafas de natación mientras juega en el agua.

Los protectores oculares deportivos deben usarse mientras se juega a baloncesto, fútbol, ​etc. Aproximadamente el 90% de las lesiones oculares en niños se pueden prevenir con el uso de unas buenas gafas protectoras.

10. Usa juguetes seguros para el cuidado de los ojos en niños

Los niños más pequeños tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones oculares a causa de sus juguetes. Puedes elegir juguetes seguros para ellos, especialmente para los peques de menor edad. Evita aquellos que son ásperos y afilados, ya que pueden causar lesiones oculares accidentales.

Verifica la edad especificada por el fabricante en la caja del juguete. El uso de elementos apropiados para su edad podría ayudar a evitar lesiones oculares causadas por juguetes.

11. Chequeos oculares regulares

Los chequeos oculares regulares pueden ayudar a determinar los problemas de la vista en los niños. El diagnóstico y las intervención temprana pueden ayudar a proteger la visión en la mayoría de los casos.

El uso de gafas y la actualización de la graduación de la lente en los intervalos recomendados también es esencial. 

Resumen del cuidado de los ojos en niños

El cuidado de los ojos de los niños implica varios pasos simples relacionados con la buena higiene personal, la seguridad de los ojos y el cuidado de la visión de forma rutinaria. El lavado de manos adecuado puede reducir el riesgo de muchas enfermedades infecciosas, incluida la conjuntivitis. Puedes enseñar los métodos adecuados para lavarse las manos desde una edad temprana. 

Por último, recuerda mantener siempre los limpiadores domésticos y otros productos químicos fuera del alcance de los niños para evitar la exposición accidental, ya que estos productos pueden dañar de forma severa los ojos. El cuidado de la vista de rutina y los chequeos oculares regulares pueden ayudar a retrasar la aparición o progresión de muchas enfermedades oculares pediátricas en grupos de alto riesgo.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por mí, Esther Béjar, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es poder responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Webempresa Europa S.L. (Webempresa), situados en la Unión Europea (política de privacidad de Webempresa). Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@mepicalaetiqueta.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Subir