Microcemento, la revolución en las reformas

El microcemento no es nada nuevo como revestimiento decorativo, pero es ahora cuando se ha impuesto como tendencia para personalizar cualquier tipo de superficie y que estas tengan acabados de auténtico lujo.

Está considerado como el revestimiento del futuro, gracias a sus muchas ventajas y beneficios, que lo colocan por delante de cualquier otro material. Ideal para crear nuevos espacios y estilos, el microcemento se presenta como toda una revolución. El microcemento está adquiriendo ya un papel de relevancia en las obras de reformas que se están llevando a cabo, muestra fiel de la evolución por la que está pasando el sector de la decoración. No en vano se trata de un material que se ha convertido en el favorito de arquitectos, interioristas y usuarios finales.

Razones para usar microcemento en las reformas

No son pocos los motivos por los que el microcemento se ha convertido en el rey de las reformas a día de hoy y se proyecta para ser cada vez más utilizado en el futuro. Y es que su aspecto final, sin juntas, consigue potenciar al máximo la amplitud del espacio, facilitando, además, su mantenimiento.

Estas son algunas de sus ventajas más interesantes.

La más amplia gama de colores posible

Uno de los aspectos por lo que el microcemento gana más adeptos dentro de los usuarios finales es la mezcla de los diferentes tipos de pigmentos de color que ofrece. La enorme cantidad de colores es prácticamente infinita, la posibilidad de crear y diseñar, dando vía suelta a la imaginación y a la creatividad, lo hacen un recurso decorativo de grandes dimensiones. Sus ilimitadas combinaciones facilitarán la proyección de la personalidad de los propietarios o inquilinos, creando un hogar diferente, único y exclusivo.

Compatibilidad con cualquier superficie

Otra de las características que hacen las delicias, en este caso, de promotores y albañiles, es su facilidad para adaptarse a casi cualquier superficie. Su excelente adherencia, que elimina la obligación de eliminar el material previo que tenga la pared, es una virtud que no tiene comparación con ningún otro tipo de revestimiento.

Su elevada resistencia

Se trata de un material que soporta con la misma elevada resistencia la abrasión, la fuerza mecánica o el efecto de los rayos ultravioletas,en el caso de que se decida instalar microcemento en exteriores.

Fuerte impacto visual y alto nivel decorativo

Nadie permanece indiferente cuando se encuentra frente a una pared decorada con microcemento. Tanto en interiores como exteriores, el efecto decorativo que ofrece es incomparable. Su adaptación tanto a paredes como a techos, suelos, terrazas, muebles, piscinas… es perfecta, creando entornos de gran belleza en cualquier rincón del hogar, negocio, empresa o espacio público.

Facilidad, rapidez y limpieza en la instalación

Una ventaja más que no debería pasar desapercibida se refiere a su instalación, que nada tiene que ver con los habituales trabajos de albañilería en las obras de reforma. Este revestimiento no genera escombros, no produce suciedad, es fácil y cómodo de colocar y además se hace en muy poco tiempo.

Mantenimiento

No solo instalarlo resulta fácil y cómodo, el microcemento apenas necesita mantenimiento. Su limpieza y conservación se limita a lavarlo cuando se considere con un poco de agua y jabón neutro. Una higienización que no afectará a sus propiedades y logrará que se mantenga como el primer día.

Espacio de ocupación

Uno de los inconvenientes que suelen tener los revestimientos como el cemento alisado es el espacio que ocupan de la casa, ya que son grosores excesivos, sobre todo si se colocan sobre otros instalados previamente. Sin embargo, esto no ocurre con el microcemento, ya que su capa no excede de los 2 o 3 mm.

La inmejorable relación calidad – precio

Por último, el precio queda notablemente reducido en comparación con otros revestimientos, entre otros motivos porque no necesita retirar el anterior y, como ya se ha mencionado, esto no repercute en su duración.

La aplicación del microcemento

Sus excelentes cualidades, a algunas de las cuales ya se ha hecho mención a lo largo de este artículo, convierten al microcemento en un material perfecto para decorar cualquier parte del hogar o negocio, tanto visibles al público como más privadas, lo que incluye los baños y las cocinas.

El microcemento se puede colocar en los platos de ducha o en las encimeras de los lavabos y de las cocinas. Además, como ya se ha comentado, al poderse tintar, el color ofrecerá mil y una posibilidades decorativas, por lo que se evitará fácilmente que resulte aburrido o repetitivo.

Por otro lado, hay que considerar su baja porosidad, su resistencia a las más altas temperaturas y a los efectos climáticos si se instala a la intemperie. Todo esto lo convierten en un producto ideal para aplicarlo en lugares cerca de las piscinas, en los patios o en las escaleras.

Así mismo, gracias a su elevada resistencia, soporta fácilmente el paso del tiempo sin inmutarse en lugares con mucho tránsito. No hay que olvidar, también, que es posible aplicar el microcemento sobre casi cualquier tipo de soporte, no hay problema que este sea mortero de cemento, autonivelante, terrazo, mármol, azulejo, pladur o yeso, indiferentemente a que esta se proyecte sobre sobre superficies horizontales o verticales.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por nosotros, como responsables de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es poder responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Webempresa Europa S.L. (Webempresa), situados en la Unión Europea (política de privacidad de Webempresa). Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@mepicalaetiqueta.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.

Subir