Cómo fomentar la lectura en niños, anima a tu hijo a leer

Cuando la lectura es una parte agradable de la vida cotidiana, los niños desarrollan actitudes positivas sobre los libros. Estos consejos para padres enseñan cómo hacer que la lectura sea parte de la vida de los niños en edad preescolar y escolar. Vemos cómo fomentar la lectura en niños para que amen leer.

fomentar la lectura en niños

Fomentar la lectura en niños: ¿cuáles son algunas formas de animar a los lectores más jóvenes?

Lo más importante que debes recordar es que la lectura debe ser una experiencia agradable. Las siguientes actividades pueden ayudarte a estimular el interés de tu hijo por la lectura.

  • Habla con tu bebé o niño pequeño antes de que aprenda a leer: hablar con tu hijo incluso antes de que hable le ayudará a adquirir importantes habilidades lingüísticas. La mayoría de los niños necesitan fuertes habilidades del lenguaje oral para desarrollarse como lectores y escritores. Con oraciones cortas y sencillas, puedes hablar sobre sus actividades diarias, lo que ve y hace, su entorno, los tamaños de los objetos, las formas de los signos, etc.
  • Lee con y para tu hijo al menos 30 minutos cada día. Tu hijo adquirirá conciencia de las convenciones de la lectura (de izquierda a derecha, de arriba a abajo) e incluso los más pequeños ganarán vocabulario. Pasar el dedo índice debajo de la letra impresa mientras lees ayudará a tu hijo a darse cuenta de que las palabras impresas tienen significado. Poco a poco, puedes pedirle que identifique letras y sonidos.
  • Cantar canciones y recitar poemas y rimas que tengan sonidos repetitivos. La repetición hace que sea más fácil para tu hijo captar los patrones en los sonidos que haces.
  • Asegúrate de que la guardería, el monitor o el maestro de preescolar de tu hijo lee en voz alta todos los días y le ofrece libros para que los vea.
  • Modela buenos hábitos para fomentar la lectura en niños. Ayuda a tu hijo a comprender que la lectura es importante al permitirle que te vea leyendo mapas, libros, recetas e instrucciones. Sugiere la lectura como una actividad de tiempo libre. Mantén los libros que sean de interés para tu hijo en un lugar fácil de alcanzar para él.
  • Visita tu biblioteca local. Mientras estés allí, puedes inscribir a tu hijo en la hora del cuento de preescolar y dejar que elija algunos libros para llevar a casa.

Métodos para animar a los lectores en edad escolar

Una vez que tu hijo comience la guardería, el preescolar o la escuela primaria, debe trabajar con su maestro para mejorar sus habilidades de lectura. Muchos profesores ahora envían a casa ideas prácticas para que los padres las utilicen con sus hijos en edad escolar para ayudarlos a desarrollar habilidades y fomentar buenos hábitos de lectura. Pregúntale al maestro de tu niño sobre estas actividades de práctica. Al reforzar las habilidades que enfatiza el maestro de tu hijo, estarás complementando lo que él ha aprendido sobre la lectura durante el día escolar.

A continuación te enumeramos otras formas de alentar a tu hijo en edad infantil a leer. Pequeños consejos para fomentar la lectura en niños:

  • Continuar siendo un buen modelo a seguir. Deja que tu hijo te vea leer.
  • Anima a tu hijo a leer solo en casa. Leer en casa puede ayudar a tu hijo a mejorar en el colegio.
  • Mantén una gran variedad de materiales de lectura en casa. Asegúrate de tener materiales de lectura suficiente y recursos educativos para disfrutar que te sirvan como referencia.
  • Anima a tu hijo a practicar la lectura en voz alta. Escucha con frecuencia a tu hijo leer en voz alta y elógialo a menudo mientras lo hace. Ofrécete a leer cada dos páginas o incluso cada dos capítulos a tu hijo. Ten conversaciones y discusiones sobre el libro con tu hijo.
  • Escribe notas breves para que tu peque las lea. Anota tus responsabilidades domésticas semanales para que él lleve un registro o ponga una nota con sus cosas.
  • Fomenta actividades que requieran lectura. Cocinar (leer una receta), construir una cometa (leer instrucciones) o identificar un nido de pájaro o una concha en la playa (leer un libro de referencia) son algunos ejemplos.
  • Establece un tiempo de lectura, incluso si son solo 10 minutos cada día. Asegúrate de que haya una buena luz de lectura en la habitación de tu hijo y abastece sus estanterías con cuentos, cómics para niños, libros y revistas que sean fáciles de leer y de alcanzar.
  • Habla con tu hijo. Hablar hace que los niños piensen más en sus experiencias y les ayuda a ampliar su vocabulario. Pídele a tu hijo que te dé descripciones detalladas de los eventos y que te cuente historias completas.
  • Da a tu peque materiales de escritura. Leer y escribir van de la mano. Los niños quieren aprender a escribir y practicar la escritura. Si tiene lápices, ceras y papel disponibles en todo momento, tu niño estará más inclinado a iniciar actividades de escritura por su cuenta.
  • Restringir el tiempo de televisión para fomentar la lectura en niños. Cuanto menos tiempo pase tu peque mirando la televisión, más tiempo tendrá para actividades relacionadas con la lectura.
  • Visita la biblioteca una vez a la semana. Haz que tu peque solicite su propia tarjeta de la biblioteca para que pueda sacar libros por su cuenta para el trabajo escolar y para disfrutar de la lectura. Pídele a tu hijo que traiga a casa un libro de la biblioteca para leerle a su hermano pequeño y anímalo a que saque audio libros que pueda escuchar en viajes largos en coche.
  • Trabaja en asociación con la escuela de tu niño. Cuanto más sepas sobre el tipo de programa de lectura que sigue su escuela, más podrás ayudar complementando el programa en casa. Ofrécete a ser voluntario en el aula o en la biblioteca de la escuela con la frecuencia que lo permita tu horario. Pide a la escuela materiales para la participación de los padres.

Conclusión sobre cómo fomentar la lectura en niños

Para ayudar a tu hijo a tener éxito en el colegio, debes hacer tu parte para asegurarte de que comience la escuela con una base sólida en el lenguaje y las habilidades relacionadas con la lectoescritura y el deseo de aprender a leer.

En los primeros años de la primaria, desde el primero hasta el tercer curso, tu hijo seguirá aprendiendo a leer, que es un proceso complejo que es difícil para algunos y fácil para otros. Ten cuidado durante estos años de no enfatizar demasiado en el proceso de aprender a leer mientras animas a tu pequeño a practicar la lectura con frecuencia.

Leer por placer e interés ayudará a tu niño a desarrollar habilidades de lectura y le dará la oportunidad de practicar estas habilidades de manera significativa.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por mí, Esther Béjar, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es poder responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Webempresa Europa S.L. (Webempresa), situados en la Unión Europea (política de privacidad de Webempresa). Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@mepicalaetiqueta.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Subir