Cómo puedes recuperar tu figura tras el parto

Si te estás preguntando cómo puedes recuperar tu figura tras el parto, sigue leyendo porque te hablamos de un procedimiento revolucionario llamado mommy makeover que, junto con hábitos de vida saludables, harán que tu recuperación sea más rápida.

cómo puedes recuperar tu figura tas el parto

Los días, las semanas e incluso los meses después de tener un bebé pueden ser una locura. Estás privada de sueño, subida en una montaña rusa emocional, adaptándote a un nuevo horario y tratando de concentrarte en uno de los trabajos más importantes del mundo… ¡ser una buena mamá!


Al mismo tiempo, te estás acostumbrando a tu nuevo cuerpo post-bebé que, probablemente, no se parece en nada al que tenías hace 9 meses. Antes de entrar en modo de pánico, debes saber que, ciertamente, puedes volver a estar en buena forma después de tener hijos. Pero, al mismo tiempo, tienes que comprender que no debes presionarse demasiado para recuperarte rápidamente después del embarazo. La clave es adoptar un enfoque inteligente. 

Cómo puedes recuperar tu figura tras el parto: pauta

Te damos consejos que te ayudarán a regresar a tu cuerpo anterior al embarazo… ¡o incluso mejorarlo!

Confía en un cirujano estético cualificado

Hazte un mommy makeover a medida para volver a sentirte cómoda con tu cuerpo. Un cambio de imagen específico para mamás que une varios tipos de cirugía para afrontar los problemas más comunes del embarazo y la lactancia.

¿Lo mejor de todo?: se adapta a las necesidades concretas de cada mujer. Aumento de pecho, reducción de mamas, liposucción, abdominoplastia,.. incluso cirugía íntima. Sin duda, el procedimiento tendencia en todo el mundo por su nivel de personalización y por ofrecer una recuperación rápida donde la mamá puede retomar su vida habitual en poquito tiempo.

Permite que tu cuerpo se recupere

Ser una nueva mamá es un trabajo importante, así que concéntrate en tomarte el tiempo suficiente para disfrutar de esa nueva personita en tu vida. Tu cuerpo está en modo de «reparación» después de dar a luz, por lo que es importante que no te apresures a volver a una rutina de dieta y ejercicio. Dale a tu cuerpo el tiempo suficiente para recuperarse y restaurar sus procesos normales. Incluso aunque decidas hacerte un mommy makeover, debes esperar a estar completamente recuperada del parto antes de someterte a tu cirugía.

Levántate y muévete

Una vez que comiences a acostumbrarte a tu nueva vida y obtengas luz verde de tu médico, comienza a volver a ponerte en movimiento dando caminatas cortas. La mayoría de las nuevas mamás no están preparadas para hacer ejercicio serio durante al menos 6 semanas después del parto (más tiempo si tuvieron una cesárea), así que concéntrate en trabajar gradualmente hasta llegar a paseos de 20 a 30 minutos de 4 a 6 veces por semana. 

Amamanta

Las madres que dan el pecho queman aproximadamente 800 calorías adicionales al día, por lo que amamantar puede ayudar mucho a perder algo de ese peso adicional. Sin embargo, ten en cuenta que tu cuerpo necesitará 500 calorías adicionales al día durante la lactancia. Asegúrate de obtener tus calorías de una variedad de comidas ricas en nutrientes y evita los alimentos con “calorías vacías” como refrescos, patatas fritas, dulces azucarados, etc. Una vez que detengas o disminuyas la lactancia, tus necesidades calóricas disminuirán. Este es un buen momento para ajustar la planificación de tus comidas y asegurarte de tener una rutina de ejercicio regular para evitar acumular peso no deseado.

Intenta descansar lo suficiente

La falta de sueño puede causar estragos en las nuevas mamás. No solo agotarás tu energía y aumentarás los antojos, sino que alterarás tu metabolismo y harás que sea muy difícil perder ese peso extra del embarazo. No te sientas culpable por intentar tomar una siesta cuando tu bebé está durmiendo. Y en esas primeras semanas no sacrifiques el sueño para poder hacer ejercicio… tu cuerpo necesita la recuperación más que un entrenamiento en ese momento.

Aliméntate de manera correcta

Cuando estabas embarazada, es posible que sintieras que podías comer cualquier cosa. Desafortunadamente, esta forma de pensar no será la adecuada una vez que nazca el bebé. Es hora de establecer algunas reglas en lo que respecta a tus necesidades nutricionales para ayudar a mejorar tu metabolismo.

  • Concéntrate en comidas más pequeñas y equilibradas distribuidas a lo largo del día.
  • El desayuno es tu comida más importante.
  • Asegúrate de incorporar buenas fuentes de proteínas para controlar el hambre.
  • Añade fibra adicional a tus comidas para ayudarte a llenarte sin las calorías adicionales.
  • Incluye grasas saludables como nueces y aguacates.
  • Trata de tener muchas frutas y verduras frescas a mano.

Vuelve a una rutina de ejercicio regular

Con suerte, estuviste haciendo ejercicio durante todo el embarazo, lo que hará que volver a la rutina sea mucho más fácil. Si no es así, no te preocupes… ¡puede comenzar una rutina regular y seguir con ella! Ya sabes que volver a hacer ejercicio es un proceso gradual, pero hay algunas cosas en las que las nuevas mamás deben enfocarse a medida que obtienen luz verde de sus médicos:

  • Incorporar yoga o pilates para ayudar con la fuerza y ​​la flexibilidad.
  • El ejercicio centrado en el cardio debe volver a incorporarse gradualmente. Cosas como nadar, andar en bicicleta, entrenamientos en elíptica o cinta de correr, etc. harán un gran trabajo para aumentar tu frecuencia cardíaca.
  • Vuelve a incorporar las pesas. Las mamás deben ser fuertes, así que asegúrate de incorporar ejercicios de entrenamiento de fuerza para enfocar todo el cuerpo. El entrenamiento de fuerza será de gran ayuda para acelerar tu metabolismo y ayudarte a eliminar la grasa no deseada.

Cómo puedes recuperar tu figura tras el parto: resumen

Para mejorar los efectos asociados al embarazo y la lactancia y recuperar tu figura después del parto, un mommy makeover puede ayudarte a mejorar la simetría de los pechos, corregir la flacidez de los senos, reparar los músculos abdominales que se han estirado, eliminar la piel caída del abdomen,.. Eso sí, ten en cuenta que incluso si te haces un mommy makeover, para garantizar unos resultados duraderos en tu cambio de imagen, es necesario que sigas un estilo de vida saludable con una rutina de ejercicios adecuada y una dieta equilibrada.

Recuerda, se paciente y acepta el desafío de recuperar tu cuerpo. Si bien es posible que el cambio no sea tan rápido como deseas, sigue las pautas anteriores y ¡tendrás éxito!

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por mí, Esther Béjar, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es poder responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Webempresa Europa S.L. (Webempresa), situados en la Unión Europea (política de privacidad de Webempresa). Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@mepicalaetiqueta.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Subir