Tartas de chuches caseras: golosinas para celebraciones

Ahora que se acerca el cumpleaños de mi hijo Jaime, he empezado a ver distintos tipos de tartas para celebrar ese día tan especial para nosotros. De casualidad, sin buscarlas, he dado en Internet con estas tartas de chuches elaboradas a base de golosinas, de esas que gustan tanto a los niños, y hoy, en el blog de puericultura, os enseño cómo elaborarlas de forma fácil y sencilla.

En ningún caso las tartas de chuches son la tarta principal de ninguna celebración o evento (ya sea bautizo, comunión, cumpleaños, baby shower o boda) ni tampoco es que tenga un valor nutricional adecuado, pero me parece un complemento bonito a cualquier menú y a los niños y niñas les va a encantar. Y por supuesto, no hace falta decir que en mi caso es para una celebración con niños, pero este tipo de tartas no entienden de edad y son perfectas para regalar también a cualquier adulto que sea un poco goloso.

Todavía no tengo claro cómo va a ser la tarta principal de Jaime para su cumple (va a tener chocolate, eso sí), pero desde luego para la tarta de chuches, en la red, he encontrado muchas ideas.

Os voy a enseñar como elaborar vosotros mismo vuestras tartas de chuches aunque, he de deciros que actualmente, hay muchas empresas que se dedican a fabricarnos tartas totalmente personalizadas que quedan ideales. Si lo que os apetece es hacer vosotros mismos la tarta de golosinas, este es vuestro post porque ya veréis que además de tartas, es muy fácil hacer flores de gominolas o brochetas de chuches. Espero que os guste y os animéis a hacerlas para vuestras celebraciones, festejos y cumpleaños.

Elementos necesarios para las tartas de chuches

Lo primero es hacernos con todas las golosinas necesarias en función de los sabores, colores y texturas que más nos gusten y, por supuesto, teniendo en cuenta el diseño de nuestra tarta sabiendo que, si las compramos a granel (por peso), no saldrán mucho más económicas. Para hacer una tarta alegre y divertida, lo ideal es hacernos con todo tipo y colores de chucherías: regaliz rojo, regaliz negro, nubes, piruletas, lenguas, fresas, chupa chups, gominolas, caramelos…

Para el soporte, que será el que de forma a la estructura, podemos usar porexpan (el típico corcho blanco) o esponjas verdes de las que se compran para hacer centros de flores. Si no tenemos nada de esto, podemos incluso usar cajas vacías. Cualquier material donde se pueda clavar y dar forma a la estructura, nos valdrá.

Lo mejor es colocar la estructura sobre una bandeja. Podemos usar una que tengamos en casa o comprar la típica bandeja de cartón de usar y tirar que se utiliza para tartas.

Lo siguiente que tenemos que hacer es forrar la estructura con algo que impida que el soporte tenga contacto directo con las cajas, esponjas o porexpan que estemos usando. Para esto podemos usar film transparente de cocina o papel de aluminio, lo que tengamos más a mano, yo prefiero film transparente porque es más discreto.

Por último, para clavar las chuches y que nuestra tarta de gominolas quede perfecta, tendremos que comprar palillos redondos largos de madera. Son palillos como los que se usan para los pinchos morunos y nos vendrán genial para meter las golosinas y luego clavarlos en la base que hayamos elegido.

Una vez que tenemos todo lo necesario, será la hora de elaborar nuestra tarta de gominolas donde el límite, lo pondrá nuestra imaginación y destreza pues, las posibilidades son ilimitadas. Desde tartas sencillitas y pequeñas de una sóla base a auténticas obras de arte de varios pisos.

Elaboración de la tarta de gominolas

Sobre nuestra bandeja colocamos la base o las bases que vayamos a usar. Si hemos optado por porexpan o esponjas verdes, que son muy fáciles de manipular, con ayuda de un cúter o unas tijeras, podemos dar a nuestra base, la forma que queramos (no necesariamente tenemos que hacer una tarta de pisos con bases redondas).

Mirad lo que se puede llegar a hacer con tiempo, paciencia y maña. Mickey y Minnie o unos búhos preciosos.

A continuación forramos la superficie con el film transparente o papel de aluminio para que nuestras chuches no tengan contacto con el material de la estructura.

Por último la parte más tediosa, armándonos de paciencia, iremos colocando poco a poco todas las chuches. Lo que os aconsejo es que, previamente tengáis hecho un pequeño dibujo o boceto con la forma que queráis que tenga para saber cómo estructurar la tarta y podáis trabajar de manera más rápida y con la seguridad de saber que estáis dando la forma correcta a vuestra creación.

Una vez finalizada la tarta, podemos envolverla con papel de celofán e incluso, si queremos que quede más vistosa, añadir algún lazo.

Aconsejo hacerla el día antes de la fiesta y para conservarla mejor, envolverla en film transparente. Incluso se puede guardar en la nevera, pero sin olvidarnos sacarla con, al menos, una hora de antelación antes de su consumo.

Además, os decía, que no sólo tenemos la posibilidad de crear tartas. Las golosinas son muy versátiles y con ellas, podemos crear ramos, brochetas o flores.

Mirad para Navidad, que árboles tan bonitos podemos hacer a base de lenguas de color verde.

Éstas, son brochetas de lo más sencillas de hacer, pero cuyo resultado es muy vistoso.

Si en lugar de un resultado llamativo buscamos otro más delicado y fino, un bouquet de golosinas, puede quedar espectacular. Sólo será necesario seleccionar las chuches de los colores adecuados y buscar a las brochetas el soporte perfecto como un tarro de cristal, una lata de metal o incluso un macetero bonito.

Si todos estos consejos no os animan y os da pereza hacer vosotros mismo vuestras tartas de chuches, os diré que no es necesario ni siquiera, tener que buscar soportes que os sirvan como base. Hay tiendas que nos venden todo lo necesario para elaborar nosotros mismos las tartas. Una base de corcho pequeña vale menos de dos euros y la base grande ronda los cinco. Una bolsa de palillos especiales para tartas de gominolas, no nos costará más de dos euros y un plato de cristal con pie para colocar nuestra creación, unos siete euros. Y si el problema está en que os sobran las ganas, pero os falta la destreza, en Internet podemos encontrar multitud de videos con tutoriales que explican paso a paso como hacer tartas de chuches fantásticas.

Seguro que a los peques, las tartas de chuches, les van a encantar. Una manera sencilla y bonita de endulzar cualquier celebración, ¿no creéis?.

Y lo mejor de todo, con este tipo de tarta quedaremos genial sin necesidad de recurrir a libros de recetas, batidoras, thermomix, bizcochos,… y sin tener que pasar horas y horas en la cocina (que yo particularmente es algo que odio).

Buen día a tod@s!!

2 comentarios en “Tartas de chuches caseras: golosinas para celebraciones

  1. Me encantan las tartas de chuches. Es justo lo que tú dices, es lo típico que en cualquier fiesta gusta a todos, no solo a niños.

    Además, las tartas de chuches, no son incompatibles con las tartas de repostería, en mi caso, suelo encargar a la pastelería una tarta grande (porque yo odio cocinar) y luego, con mis hijos, nos ponemos entre todos a hacer las tartas de chuches (siempre hacemos un par de ellas, una con chuches de sabores más suaves para los más pequeños y otra con chuches ácidas).

    Lo que no se me había ocurrido había sido lo de dar forma a las chuches, ahora que se acercan las navidades, hacer tartas con forma de árbol me parece genial!!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies