Sukhi, decoramos con alfombras

Os confieso que, en invierno, uno de mis pequeños placeres al llegar a casa, es quitarme los zapatos y quedarme descalza sobre la alfombra y, si es una alfombra Sukhi mejor. Si os hablo de esta marca es porque, este tipo de cosas, solo se pueden hacer con alfombras de calidad que den suavidad y calidez a los pies en los días fríos de invierno.

Reconozco que, hasta hace unos años, era bastante reticente a usar alfombras. Sin embargo, desde que tengo hijos, me parecen perfectas para que puedan jugar encima de ellas.  Sin lugar a dudas, son elementos decorativos muy funcionales.

Os decía que en mi casa, sólo usamos alfombras de calidad porque necesitamos que sean suaves (los niños pasan mucho tiempo jugando sobre ellas), pero a la vez deben ofrecer una gran resistencia (para que aguanten el paso del tiempo), además necesitamos que tengan una base antideslizante, para que no resbalen, y por supuesto, que sean originales y bonitas.

Mi última adquisición ha sido la innovadora alfombra Beni Ouarain Naima redonda. Sukhi, con esta nueva colección, moderniza las alfombras bereberes tradicionales. Una alfombra cómoda y natural, hecha a mano con pura lana de las ovejas del atlas de Marruecos y con diseños tribales bereber que cuentan el día a día de sus artesanas.

Me decanté por colores suaves porque los colores claros aumentan la sensación de espacio y además, a mí particularmente, me gusta la decoración muy neutra y más para el salón. Si la alfombra la hubiera ubicado en una habitación infantil, probablemente me hubiera inclinado por el color rosa, el gris o el marrón. Al elegir la vuestra, si queréis un toque más tradicional, os aconsejo elegir una que tenga flecos.

Sea cual sea la estancia a vestir con una alfombra bereber, su diseño geométrico clásico se adapta a cualquier tipo de decoración y estancias. De hecho, aunque en un principio he colocado la mía en el salón, no descarto trasladarla más adelante a mi habitación porque sus líneas en marrón oscuro sobre fondo color crema, van bien en cualquier sitio.

Fue ver esta alfombra y, enamorarme de ella, pero si en la web de Sukhi, no encontráis justo lo que necesitáis, la firma nos da la opción de adquirir nuestro producto personalizado eligiendo el diseño, el color y los flecos.

Por último, aunque ya os lo comenté en otro artículo que dediqué a la marca, las alfombras artesanales tienen un doble valor pues, además de ser un gran producto hecho a mano, los artesanos que las elaboran trabajan con una calidad laboral excepcional donde no solo se cuida al trabajador sino también a sus familias.

No dejéis de visualizar este video donde conoceréis el impacto social de Sukhi en las artesanas de Marruecos:

Buen día a to@s!!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close