Sandalias para niños, ¿sabemos cómo deben ser?

Las sandalias para niños son, claro está, firmes protagonistas del verano en la infancia de los peques de la casa. Se trata de un calzado fresco y saludable para este tiempo estival.

sandalias para niños cómodas

Mis niños, como la mayoría, tienen calzado infantil de todos los estilos (para el día a día, menos informales, de estilo deportivo,…) y todos los colores (para poder combinar con el vestuario). Por ejemplo, las sandalias que lleva hoy Sofía las tiene en dos colores (las otras las visteis en este post).

En época de rebajas, tendemos a dejarnos seducir por grandes promociones y descuentos y, muchas veces, compramos sin tener en cuenta, unas reglas básicas a la hora de elegir este calzado infantil.

sandalias niño

requisitos sandalias niños

Ya me ha pasado en un par de ocasiones, comprar unas sandalias para niños ideales y monísimas y tenerlas que guardar en el armario después de la primera puesta porque a los peques les resulta imposible andar con ellas 🙁

sandalias niños con velcro

sandalias para niños y niñasSofía: Total look H&M.
Jaime: Pañoleta Zara. Camiseta Zara. Calzonas Zara. Calzado Primark.

Sandalias niño – ¿Qué requisitos han de cumplir?

Pues, a mi modo de ver, unas sandalias de niño tienen que cumplir con lo siguiente:

1. Las sandalias para niños deben ser flexibles y ligeras. Unas buenas sandalias de este tipo son las menorquinas, que empezaron fabricándose con suela de neumático y actualmente, cuentan con materiales muy ligeros para facilitar el movimiento (ya hablé de ellas en este post).

2. Deben adaptarse a la forma del pie, nunca el pie debe adaptarse a la forma de la sandalia!!: así evitamos futuras malformaciones (eso sí, debe sujetarlo).

3.
Los materiales de las sandalias de un niño tienen que ser naturales y transpirables.

4. Tenemos que comprobar que las sandalias no tienen costuras interiores que molesten al pie y puedan llegar a causar heridas.

5. Que tengan algún sistema de sujeción para que no se salgan al caminar. Si este sistema de sujeción es velcro, mejor que mejor porque así facilitamos la autonomía del niño (recordad este post en el que Jaime llevaba unas sandalias infantiles de dedo).

6. Recurrir siempre a marcas de confianza. Aquí tenemos dos opciones: primera, recurrir a marcas como Mayoral, Zara, H&M,… que como ya os dije en este post, nos visten de arriba abajo incluyendo el calzado; segunda: zapaterías especializadas (que aquí tengo debilidad por Pisamonas por su relación calidad precio)

¿¿¿Se me olvida alguna cosa importante a la hora de elegir las sandalias de un niño???

Buen día a tod@s!!

6 comentarios en “Sandalias para niños, ¿sabemos cómo deben ser?

  1. ¡Hola! Siento discrepar contigo. No creo que el calzado que ofrece tiendas como H&M, Zara y Mayoral sea buena opción. Habitualmente fabrican los zapatos sin tener en cuenta las necesidades de los pies de los niños. Además suelen fabricarlos de plástico. Personalmente, creo que es mucho mejor acudir a marcas especializadas en la fabricación de calzado infantil, que fabriquen en piel y que tengan en sus plantillas podólogos y pediatras que diseñen el calzado.
    Unas sandalias de niño o niña no pueden ser como las de adulto.
    Por otro lado, las menorquinas es uno de los peores calzados que pueden existir para los niños. Son poco flexibles y no sujetan bien el pie.
    Lo siento, pero yo te hablo como profesional y experta en la morfología del pie. Creo que algunos no son muy buenos consejos. Y estamos hablando de salud.

    • Marta, no sientas discrepar conmigo porque para eso tengo abiertos los comentarios, para que podamos opinar todos.
      Vamos por partes, estás dando por sentado que el calzado de las marcas que comentas, es calzado de plástico y fabricado sólo teniendo en cuenta el diseño. Tanto en una zapatería especializada como en una gran superficie o franquicia, te puedes encontrar calzado de 10 € (que obviamente no es de piel) y calzado de 100 que probablemente sí lo será, comprar a una marca especializada por sí mismo, hoy en día, no creo que sea garantía. De hecho, digo que hay que recurrir a marcas de confianza.
      Estoy totalmente de acuerdo contigo, el calzado de un niño y el de un adulto, no puede ser igual. De hecho, las menorquinas que comento para adultos, no tienen el mismo diseño, éstas tienen velcro para sujetar el pie y están hechas en piel y forradas con piel de buena calidad y que permite una correcta transpiración, fabricadas por una marca especializada en calzado.
      Efectivamente, estamos hablando de salud y por eso digo que el calzado tiene que ser de materiales naturales y transpirables, que sea un calzado que se adapte al pie, que evite malformaciones y que sujete bien el pie.
      ¡Gracias por comentar!

  2. ¡Qué buenos consejos! Mi hijo Diego debe de tener un pie “normalito”, no suelo tener problema a la hora de comprarle calzado, aunque el señorito ya quiere elegir sus zapatos, no le gusta cualquier cosa. En cambio, a Chloé, como te dije por Instragram, siempre le tengo que probar muchos modelos. Ahora hay zapatos muy bien de precio, y que además les duran. Un abrazo.

    • Es justo lo que tú dices, tenemos que buscar un modelo que cumpla muchos requisitos: en primer lugar (indispensable) sea cómodo y le quede bien, después, tiene que ser un modelo que nos guste a nosotros y al niño (no vale cualquiera) y que tenga la relación calidad-precio que vamos buscando… en fin, que por una cosa u otra, al final nos toca probar con mas de un par hasta dar con el adecuado. Gracias por comentar!!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies