LEGO, kits de ladrillos divertidos y didácticos

Como buen blog de puericultura, os tengo que hablar de juguetes y, si os hablo de juguetes, es imposible no hablaros de LEGO. Ahora que acabo de descubrir estos archiconocidos kits, os tengo que confesar que, ¡me encantan!.

Sí, ya sé que estaréis pensando que soy un poco mayorcita para jugar con LEGO y os estaréis preguntando si no he tenido infancia para no haber descubierto estos kits de bloques de plástico hasta ahora. Lo cierto, es que yo siempre fui más de muñecas y en su día, estos juguetes de origen danés, no me llamaron la atención.

Veréis, llevo años oyendo a mi marido hablar de estos famosísimos ladrillos, de la cantidad de horas que se pasaba jugando él sólo cuando era pequeño con estos bloques, de lo que desarrollaba su imaginación con ellos, de lo que disfrutaba coleccionándolos,… y yo, la verdad, pues ni fu ni fa,…

Cuando hace un tiempo le preguntamos a Jaime que quería para su sexto cumpleaños, mi hijo tuvo claro desde el principio que quería algo de LEGO, esta marca de juguetes, ¡le vuelve loco!.

El niño, sabía perfectamente que quería un pack de LEGO Star Wars o de LEGO Ninjago. Fijaos si a mi peque le gusta todo lo relacionado con esta marca, que se ha visto todas las pelis y series de LEGO Comics Super Heroes, LEGO Marvel Super Heroes, LEGO The Angry Birds,…

Finalmente, el kit elegido para regalarle en su cumpleaños, fue éste, LEGO Ninjago Helicóptero de Ataque Condrai.

La verdad es que a mi hijo, su primer kit de niño mayor, no puede haberle gustado más. Y, digo de niño mayor, porque mis hijos ya habían tenido bastantes sets de LEGO Duplo, pero claro, estas cajas de ladrillos están orientadas para niños pequeños porque los ladrillos Duplo son de tamaño mayor, y mis hijos, ya los veían como juguetes para bebés y estaban deseando tener algún kit de mayor.

Sinceramente, nuestra primera toma de contacto (como os comentaba al principio, tengo que hablar en plural porque me tengo que incluir) ha sido muy buena. A los niños, les encanta y a mí, también.

Me parece increíble que piezas de ese tamaño estén tan bien construidas como para tener el nivel de agarre adecuado para permanecer unidas hasta que se quieran separar. Si lo pensáis un poco, fijaos si están bien fabricadas, que tienen el grado justo de agarre para que el niño pueda separarlas cuando quiera, pero sin embargo permanecen unidas por muy complejas que sean las construcciones.

LEGO, mucho más que un juguete

Desde un punto de vista, estrictamente educativo, los kits, me han conquistado:

Los niños se involucran en el proceso de montaje. Para armar este tipo de construcción, los pequeños necesitan organizar y estructurar sus ideas.

Desarrollan su intuición e imaginación. Sin darse cuenta, comprenden figuras geométricas. Fomentan el juego creativo.

Potencia sus habilidades. Necesitan clasificar y ordenar las piezas de los kits por colores y tamaños.

Desarrollan la motricidad fina pues, requiere el movimiento de músculos pequeños.

Tan beneficiosos son estos pequeños kits de ladrillos que han recibido dos veces el premio al Juguete del Siglo.

Así que, a partir de ahora, en mi casa nos declaramos fans de estos juguetes por piezas, porque además, otra de las cosas que me ha gustado (y mucho) es que podemos seguir ampliando esta colección de LEGO Ninjago o empezar otra nueva de todas las que tiene la marca (nos encanta LEGO Star Wars).

Buen día a tod@s!!

1 comentario en “LEGO, kits de ladrillos divertidos y didácticos

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close