Kiddy Cruiserfix 3, máxima seguridad para nuestros niños

Hace un tiempo, empezamos a buscar un sistema de retención infantil (S.R.I.) que sustituyera al actual de uno de nuestros dos coches. Lo cierto es que, en el mercado, encontramos infinidad de sillas de grupo 2/3, pero al igual que la lista de sillas disponibles es muy amplia, nuestra lista de imprescindibles, también. Finalmente, nos decidimos por Cruiserfix 3 de la marca alemana Kiddy, los motivos de esta elección, os los explico a continuación.

He de confesaros que ya tenemos las sillas Cruiserfix 3 desde hace más de un mes, pero no os había querido hablar de ellas hasta haberlas probado y poder hablar así con conocimiento de causa.

En primer lugar, necesitábamos sillas que se ajustaran perfectamente a las medidas de cada uno de nuestros hijos. Queríamos instalar dos sillas idénticas, por aquello de que es más cómodo y estético, pero que se adaptaran a las necesidades individuales de cada niño.

Cruiserfix 3 cuenta con un respaldo evolutivo, que se adapta al tamaño de los niños con edades comprendidas entre los 3 y los 12 años. No solo se adapta a lo ancho sino que el soporte de piernas también es modificable en función del peque.

Para regular la altura, la silla Kiddy incluye una palanca en la parte posterior del cabezal. Al levantarse el cabezal, no solo aumenta en altura sino que se ensancha todo el respaldo de la silla para que se adapte al tamaño del niño.

Ahora mismo, tal y como las tenemos nosotros, para Jaime está un poquito más alta (y por tanto más ancha) que para Sofía. Así, ambas sillas irán creciendo al mismo tiempo que nuestros hijos.

El reclinado, también es basculante, pudiendo dejar la silla totalmente recta o separarla un poco del asiento para lograr mayor inclinación. Con tanta adaptabilidad, Cruiserfix 3, logra un doble objetivo, por una parte aporta confort en los desplazamientos y, por otra, incrementa la seguridad al adaptarse a la ergonomía del pequeño.

Como os comentaba, al ser una silla de auto del grupo 2/3 está homologada para niños desde 15 kilogramos (aproximadamente 3 años) hasta los 36 kgs. (unos 12 años de edad) de esta forma nos aseguramos tener sillas para mucho tiempo. Sofía, que es la más pequeña, tiene ahora 5 años así que, la silla tiene que durar 7 más, dada su gran calidad, estoy segura que lo hará.

Por otra parte, era fundamental para nosotros que, pesaran lo menos posible y se pudieran desmontar y volver a montar con gran facilidad. Cuando mis niños se quedan a pasar el día con sus abuelos o sus tíos, dejamos montadas en sus coches nuestras sillas para que así vayan seguros, que podamos hacer el traspaso de sillas de un coche a otro de una forma sencilla y cómoda, era esencial.

Cruiserfix 3 pesa menos de 8 kilos y cuenta con unos sencillos conectores Isofix que, una vez extraídos, se conectan al vehículo, sabiendo que están bien puestos cuando vemos el indicador verde. De esta forma, se montan y desmontan en cuestión de segundos que, es justo lo que nosotros necesitamos.

Una novedad que nos encantó de esta silla de coche es que permite regular los anclajes lateralmente, de esta forma, se puede mover un poco hacia los lados, incluso con el Isofix conectado. Así lograremos un poco de espacio extra que, a nosotros particularmente, nos viene genial para cuando en los asientos traseros del coche, tiene que ir sentada una persona más además de los niños.

Si no tenéis Isofix, esta silla se puede usar igualmente, simplemente tendremos que mantener guardados los conectores.

Para usar Cruiserfix 3, usamos el cinturón de seguridad de tres puntos del coche.  Para ello, simplemente debemos usar la guía de la propia silla. Cuenta además, con un amortiguador de impactos que absorbe la energía, actuando sobre el cinturón en caso de accidente o simplemente, un frenazo fuerte.

Como en este tipo de producto, lo más importante es la seguridad que aporta a nuestro hijo, os tengo que decir que Kiddy Cruiserfix 3 cuenta además con protecciones laterales que absorben la energía en caso de colisión y un cabezal muy envolvente. El indicador Eye Level, nos indica la altura a la que deben estar los ojos de nuestro hijo.

Y, fijaos si la marca alemana está comprometida con la seguridad de nuestros pequeños que, tiene una garantía contra accidentes. Esto quiere decir que nos reponen, de forma gratuita, la silla en caso de verse afectada en un siniestro.

Respecto a su aspecto, como podéis comprobar, es inmejorable: los nuevos colores y tejidos logran que Kiddy Cruiserfix 3, destaque por encima de marcas competidoras ofreciendo, de este modo, la máxima calidad en todos los sentidos que, al fin y al cabo, como padres, es lo que íbamos buscando.

Buen día a tod@s!!

Guardar

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close