Cuna de colecho: hacemos bricolaje con Ikea

A muchos papás, les gusta meter al bebé en su cama, inconscientes de los riesgos que esto supone, una cuna de colecho es la solución ideal. Con este tipo de cuna, la cama del bebé se convierte en una prolongación de la cama de sus padres.

El colecho es una forma de dormir con la que bebés y papás comparten la misma cama. Se basa en una filosofía de crianza ancestral donde se cubren las necesidades del niño (que necesita estar cerca de sus padres) y además, hace mucho más cómoda la lactancia materna.

Este hábito ha hecho que muchas marcas especializadas en puericultura fabriquen cunas de colecho que permite a los padres dormir junto al bebé. El problema de estas cunas es que, por lo general, suelen tener un precio mucho más elevado que una cuna convencional.

Cuna de colecho barata y fácil: DIY

Empecé a investigar sobre el tema, porque estaba convencida de que era posible tener una cuna de colecho sin gastar mucho dinero. Así fue como di con esta fantástica solución: transformar una cuna de Ikea.

Obviamente, para transformar una cuna de Ikea, lo primero es elegir la cuna de Ikea que más se adapta a nuestras necesidades para poder convertirla en la cuna de colecho ideal. Para ello, os remito a este otro artículo que hace algún tiempo dediqué a las cunas del fabricante sueco.

Una vez que tenemos la cuna montada (con excepción de uno de los laterales), con el colchón puesto, tendremos que asegurarnos que éste tiene la misma altura que el colchón de la cama de matrimonio, si no es así, deberemos cortar o calzar las patas de la cuna para estar ambos colchones al mismo nivel.

La seguridad, es fundamental por eso, que nuestra futura cuna de colecho no se separe de la cama de matrimonio, es esencial pues, en caso contrario, el bebé podría caerse. Para ello, podemos usar cinchas que unan cuna y cama.

Además, también os recomiendo Siggerud también de Ikea. Siggerud es una cuña que se coloca entre los dos colchones. Tapa el espacio que queda entre la cuna de colecho y la cama de los papás.

Cuando nuestro hijo crezca, podemos bajar el colchón y, si nos apetece, seguir manteniendo la cuna de colecho junto a nosotros pues, el colecho no es algo exclusivo de bebés y hay familias que lo practican hasta que el niño o niña tiene varios años de edad.

Además, si no sois muy manitas y no queréis complicaros con este pequeño bricolaje, tampoco tenéis excusa, os recomiendo que leáis el artículo donde os hablaba de gadgets para bebés y, entre ellos, os mencionaba la minicuna de colecho Culla Belly.

Indistintamente a como durmáis con vuestro bebé, por favor, seguridad ante todo. Os hablaba al principio de los riesgos que supone practicar el colecho porque al Asociación Española de Pediatría es muy clara al respecto:

Aclara que, aunque dormir con el bebé en la misma cama es una práctica beneficiosa para el mantenimiento de la lactancia materna, se considera un factor que aumenta el riesgo del SMSL (Síndrome Muerte Súbita del Lactante) por lo que no recomienda practicar esta forma de sueño con lactantes menores de tres meses de edad, bebés de bajo peso al nacimiento, papás que consuman tabaco, alcohol, drogas o fármacos sedantes,… En definitiva, el colecho beneficia al bebé y a los papás, pero siempre que se haga de forma correcta.

Esta cuna de colecho de Ikea es una forma fácil de mantener a nuestro hijo o hija seguro, con la tranquilidad de mantenerlo a nuestro lado. Además, no es necesario ser un experto en bricolaje y el coste es mínimo pues las cunas de Ikea tienen siempre un precio muy ajustado. En el caso de tener dos hijos, sigue siendo igualmente útil pues siempre tenemos la posibilidad de poner una cuna o minicuna de colecho a cada lado de la cama de matrimonio.

Son los papás los que deben decidir dónde quieren que duerman sus hijos, de esto no cabe duda, pero es cierto que tener al bebé en la misma habitación aporta tranquilidad. A veces regurgita o le sube la fiebre sin darnos cuenta o se atraganta con su propia baba o vomita o… y aunque es verdad que el peque suele quejarse y es posible oírlo aunque estemos en otra habitación, siempre nos enteraremos y llegaremos antes si lo tenemos cerca, por eso, una cuna de colecho es perfecta.

Buen día a tod@s!!

45 comentarios en “Cuna de colecho: hacemos bricolaje con Ikea

  1. Hola!
    definitivamente esta va a ser nuestra opción cuando nazca nuestro bebé, me parece una manera genial de aprovechar los recursos!
    Sólo me queda una duda; respecto a la cuña que pones entre los dos colchones, ¿cómo haces para poner después las sábanas?
    Muchas gracias por compartir tu experiencia!

    • Victoria,
      Me alegra que te haya gustado la idea. Bajo mi punto de vista, tienes dos opciones: poner la cuña entre los colchones con las sábanas ya puestas o bien, no usar sábanas bajeras ajustables para no meterlas por debajo del colchón.
      Gracias a ti por comentar!

  2. Una pregunta, ya se que es un post antiguo pero a ver si me puedes contestar por favor, ¿cómo se hace la cama y la cuna poniendo la cuña esa que une los colchones? si están unidos, no veo yo como hacerlo. ¿Queda separación entre la cama y la cuna convirtiendo la cuna sniglar? Es que tengo una cuna que me regalaron y al convertirla en colecho tropieza el somier con la barra vertical exterior de la cuna, con lo que queda un hueco de dos cm o más entre el colchón de la cuna y el de la cama, y claro eso no es nada seguro, muchas gracias

    • Al unir dos colchones, siempre quedará un espacio por mínimo que sea. La cuña precisamente tapa el espacio que existe entre los dos. De todas formas, te recomiendo que visites la página web de Ikea y busques la cuña Siggerud, puede que así te quede más claro como se usa.
      Gracias a ti!

  3. Hola! Esta semana santa hemos estado montando la cuna de colecho con el modelo Sniglar de Ikea, pero al quitarle un lateral falta el travesaño que sale en la foto que no se de donde se ha sacado. Hemos conseguido apañarlo con unas cuerdas para que quede bien. Un saludo!

    • Edu, la cuna Sniglar de Ikea, no es convertible en camita, por eso, al quitar un lateral, no queda ningún travesaño. Sin embargo, el modelo Sundvik, como sí contempla esta opción, al quitar el lateral, queda la barra que se necesita para la cama y no hace falta hacer nada más. De todas formas, con unas cuerdas o una madera, se soluciona. Gracias por tu comentario!

      • Hola! Es que según pusiste en un comentario a Melina el 8 de febrero le comentabas que era el modelo Sniglar, de 49,90€, no el sundvik, que además cabecero y piecero no tienen barras y sale por 99,90€

        Por las fotos diría que es el modelo Sniglar, pero lo que no me cuadraba es el travesaño que une piecero y cabecero. Como dices, aunque no venga en la cuna, os invito a que useis el Sniglar, un poquito de cuerda y maña porque queda estupendamente bien y a un precio mas que razonable!

        Eso si, contad con que ese modelo para más adelante si se quiere dejar de colechar no se puede convertir en cama como bien se ha dicho.

        Espero poder haber ayudado a aclarar un poco el tema, que al fin y al cabo es de lo que se trata!!

  4. Hace dos años y medio que tuve a mi bebé y también tuve la idea de transformar la cuna de Ikea en cuna de colecho y todo genial, le puse hasta ruedas con frenos para poder moverla con facilidad…Todo genial hasta la hora de pasarla a otra habitación….No cabe por la puerta 🤔 estoy embarazada de nuevo y mi madridista insiste en comprar una cuna más pequeña pero yo me resisto porque esta es genial…Y no se si podré cortarla de alguna manera para poder aprovecharla…Que lío!

    • ¡Hasta ruedas!, ¡qué profesional!. ¿Sería mucho lío desmontarla y volverla a armar para poder pasarla por la puerta?.
      ¡Enhorabuena por tu nuevo embarazo!. Muchísimas gracias por tu comentario.

  5. Hola! Yo he heredado la cuna de Ikea de mi sobrina y tenía intención d no ponerle un lateral y usarla de colecho. Pero al montarla veo q el lateral agarra el cabecero y el piecero d la cuna y evita q se “abran” y el somier y el colchón se caigan al suelo, pq el somier no está sujeto cn tornillos… Cómo lo has hecho tú?
    Gracias!

    • Carolina, Ikea tiene modelos de cuna que se hace minicamas al quitar un lateral. Es decir, el modelo de cuna, viene preparado para ser usado sin uno de los lados, por lo que cuentas, no es tu caso. Si tu cuna necesita los dos laterales, desafortunadamente, no creo que puedas hacerlo.

  6. Hola!
    Me encanta tu propuesta de cuna de colecho y creo que haremos exactamente lo mismo. Lo unico que queria preguntarte es que modelo de cuna es este de IKEA, creo que ya no lo tienen. El color es gris o lo has pintado tu?

    Gracias y enhorabuena por tu blog!

  7. La verdad que ha quedado muy bien la transformación en una cuna colecho y ha quedado muy bien, práctica y seguro. Además te habrás ahorrado un buen dinero, ya que todas las marcas de cunas para acoplar a la cama tienen un precio bastante caro.
    Por cierto, lo de la cuña de ikea para poner entre los dos colchones está genial.
    Un saludo

  8. Hola! Mi bebé tiene quince meses y hace tiempo que adoptamos una solución como la que propones.
    Desde entonces me preocupa la altura de los barrotes, porque quedan más o menos como en tu foto, y cuando el bebé se pone de pié, le llegan por debajo de la cadera y me da miedo de que se caiga. En resumen, que nunca la uso cuando ella está sola en la habitación por si se despierta desorientada y pierde el equilibrio
    Quería preguntarte cómo manejas tú este asunto o si tienes alguna idea. Pensé en poner tablones altos por la parte interior de la cuna, pero es complicado y yo no soy nada manitas, así que tendría que buscar un carpintero. Tampoco tengo cómo pegarlos a las paredes, que era otra opción.
    Cómo lo ves? Te has encontrado ya con este problema?
    Muchas gracias por adelantado

    • Miriam, con quince meses, sinceramente, creo que deberías bajar el colchón (como en la última foto). Precisamente, el segundo nivel se usa cuando el bebé ya empieza a tener cierta autonomía y es posible que se produzca un accidente.

  9. Hacer una cuna de colecho con una cuna de Ikea me parece genial. Con mi primer hijo, compramos una cuna de Stokke que pusimos directamente en la habitación del niño. El caso es que nos costó carísima y no nos salió nada buena.

    El caso es que ahora que estoy embarazada de nuevo, hemos ido a Ikea y hemos comprado dos cunas Hensvik (que sólo nos ha costado 69 euros cada una), vamos a poner una cuna en la habitación de la niña (que nacerá el mes que viene) y con la otra, vamos a hacer una cuna de colecho para nuestra habitación. Por menos de 150 euros, tenemos dos cunas y una de ellas es una cuna de colecho. No hubiéramos encontrado una cuna (o minicuna) de colecho en ninguna tienda ni siquiera, por el precio de estas dos

    • Qué pena lo de la cunita Stokke, fíjate que es buena marca…
      Respecto a lo que comentas de las cunas de Ikea, es justo lo que tú dices que puedes tener lo que buscas a unos precios muy económicos.
      ¡Enhorabuena por esa niña!

  10. Una cuna de colecho partiendo de una cuna de Ikea es una idea fantástica.

    He estado buscando una cuna de colecho de las que venden en el mercado y, la verdad, tienen un precio muy elevado. Además, todas las he visto pequeñas y muy poco versátiles. Sin embargo, una cuna de colecho con una cuna de Ikea, se puede usar perfectamente hasta que el niño tenga dos o tres años.

    Apenas requiere transformar la cuna por lo que, una vez que dejemos de usarla se puede recoger entera. ¡Me voy a animar con el DIY!, ¡ya te contaré como queda!

  11. ¡Me encanta la idea!. En otro artículo tuyo había visto cunas de colecho compradas específicamente para esta práctica, pero las veía muy caras y la mayoría de ellas son minicunas. Yo estaba buscando algo más práctico, útil y económico. Hacer una cuna de colecho con una cuna de Ikea me resuelve un montón. Gracias!

  12. ¡Hola! Desde muchísimo antes de quedarme embarazada tenía claro que 1. No me iba a gastar el dinero en tonterías solo porque se me antojaran porque enseguida dejan de usarse y luego no sirve para nada y 2. Colecho sí o sí.

    Para cumplir el punto 1 tenía claro que tenía que hackear una cuna de Ikea. El caso es que ahora estoy embarazada y pienso seguir este post (que me ha venido genial) al pie de la letra, pero no sé, ¿puedo usar esta cuna desde el momento de nacimiento del bebé?,… es que veo la cuna tan grande y al bebé tan pequeño. ¡Gracias!

    • Lo bueno de las cunas de colecho (incluída esta de Ikea) es que se pueden usar desde el primer momento. Cuando nazca el bebé lo verás todo muy grande, es normal. ¡Enhorabuena por tu embarazo!

  13. Nosotros creamos también una cuna de colecho hace poco, pero no era con una cuna de Ikea. Era una cuna que en su día, cuando nació nuestro hijo mayor, nos hicieron a medida y tenía uno de los laterales móviles. Se subía y se bajaba para meter al bebé de forma más cómoda. Quitamos ese lateral y no tuvimos mucho más que hacer la verdad. Unimos la cuna y la cama con unas cuerdas de escalar que tenía mi marido, te parecerá una tontería, pero me daba mucho miedo que la cuna se separara de la cama y el niño se cayera por el hueco.

    La cuna de colecho quitaba mucho espacio en la habitación porque, la verdad grande, grande que se diga no es, pero durante esos meses estuvimos todos mucho más cómodos así, sobre todo porque el bebé tenía que compartir cuarto con su hermano mayor (el propietario original de la cuna) y no era plan que lo despertara todas las noches con el tema de las tomas.

    A nosotros, nos vino genial y si se puede hacer con una cuna de Ikea, ¡pues mejor!

    • Cuando los hermanos comparten habitación y uno es un bebé, sí se hace complicado la verdad. La cuna de colecho estoy segura que os ayudó muchísimo y al fin y al cabo, yo hablo de una cuna de Ikea, pero como bien dices, se puede hacer con cualquiera este pequeño bricolaje.

  14. Nosotros teníamos comprada ya la cuna de Ikea antes de que naciera nuestro bebé el año pasado y mi suegra nos regalo una cuna de Stokke de esas ovaladas (que como digo yo tienen forma de huevo). El caso es que claro, la de Stokke nos pareció mucho más bonita que la cuna de Ikea y como ya no la podíamos devolver y no sabíamos qué hacer con ella, decidimos pasarla a nuestra habitación. Hicimos algo parecido a una cuna de colecho de Ikea, al estilo de lo que cuentas tú.

    Nuestra cuna de colecho no tenía la sujeción esa entre los dos colchones porque no sabíamos que existía así que pusimos una manta para unir la cuna y la cama y así estábamos bastante cómodos. En una tienda de estas de chinos compramos unas cinchas y sujetamos la cuna a la cama. Como no quedaba excesivamente estético, mi madre (que le gusta mucho coser) nos hizo la misma colcha para la cuna y para nuestra cama así, la cuna de colecho de Ikea quedó monísima y se dejaron de ver todos los amarres.

    Ambas cunas nos vinieron genial, la de Ikea para nuestra habitación y la de Stokke para cuando nuestro niño se dormía solito en su cunita las siestas.

    • Claro es que hay multitud de formas de hacer una cuna de colecho de Ikea. La idea de poner el mismo diseños de colcha para aunar la cuna de ikea y la cama de matrimonio, ¡me encanta!, me la anoto porque estoy segura que la puedo utilizar en algún post.
      ¡Muchísimas gracias Carmen por contar tu experiencia!

  15. Buenos días,

    He dado con este artículo sobre cunas de colecho de Ikea por casualidad en el buscador de Google y me gustaría compartir mi experiencia con vosotros sobre las cunas de colecho por si a alguien le sirve de ayuda.

    Cuando nació nuestro primer hijo, hace ya varios años, Internet no estaba tan al alcance de la mano como está ahora y entonces, las cunas de colecho no se veían en las tiendas porque por aquel entonces, te miraban mal si decías que metías a tu bebé contigo a dormir. Total, que después de mucho y mucho investigar, conseguimos que nos trajeran una cuna desde Alemania (qué fácil hubiera sido todo si nos hubiera pasado ahora).

    La cuna era una pasada, nos costó un ojo de la cara, pero casi prometía que dormía al niño sólo. Muy moderna, de madera maciza, de diseño exclusivo,….. pues bien, una mierda de cuna de colecho(perdón por la expresión). Empezamos a probarla y era incómoda para el bebé y para nosotros además, era más bien minicuna y apenas pudimos usarla… en fin, un desastre.

    Al poco tiempo, nos compramos una cuna de Ikea (que por aquel entonces fabricaban en otro ancho a las de ahora) y menuda diferencia, ¡la noche y el día!. Nos encantó. Salió fenomenal de precio, muy bonita, práctica y funcional.

    Por eso, ahora que veo este artículo sobre cunas de colecho de Ikea animo a todo el mundo a que haga este pequeño bricolaje porque muchas veces compramos cosas carísimas pensando que van a ser mejores y, en realidad, no tiene por qué ser así. Y por otro lado, me alegro que por fin, las cunas de colecho se vean como algo normal y no como hace unos años

    • Muchísimas gracias por compartir tu experiencia con los lectores del blog de puericultura. Es cierto que antes de tener Internet, todo era mucho más complicado, no sólo a la hora de comprar una cuna de colecho sino a la hora de comprar cualquier producto de puericultura en general (silla de paseo, moises, biberones,…) era difícil encontrar información y la que se encontraba, era insuficiente. Por suerte, los tiempos han cambiado.
      Es cierto, que cuando hablas de las cunas de colecho, hay gente que te mira raro, eso pasaba antes y ahora, aunque en menor medida, sigue pasando. Como muy bien dices, las cunas de Ikea nos han facilitado mucho la vida a los padres, por eso poder hacer una cuna de colecho de Ikea es una alternativa buenísima a comprar una ya hecha.

    • Te entiendo perfectamente Ana. Por eso, una cuna de colecho es la solución ideal, pero es cierto que muchas veces este producto de puericultura tiene un precio elevado, por eso, transformar una cuna de Ikea puede ser la solución perfecta. ¡Gracias por tu comentario!

    • Sí, esta cuna de colecho está fenomenal porque así nos aseguramos que el bebé duerme seguro y además, no supone una gran inversión ni de dinero ni de tiempo haciendo el bricolaje. ¡Gracias por comentar!

    • Fines, sí la verdad es que es la típica idea fácil de hacer, pero que soluciona muchísimo. Es cierto lo que dices, a partir de un mueble sencillo de Ikea se pueden hacer cosas muy chulas y útiles como esta cuna de colecho.
      ¡Gracias a ti por comenter!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close