Ropa de bebé, ¿qué ropa necesita un recién nacido?

Una cosa es la ropa que utilizamos los niños y los adultos, y otra bien distinta, es la ropa que debemos utilizar con un bebé recién nacido. Uno de los mayores cambios que sufre un bebé que acaba de nacer es tener que regular la temperatura de su cuerpo por sí mismo, por eso seleccionar de forma adecuada la ropa de bebé recién nacido es de máxima importancia.

Mientras el bebé estaba dentro de su madre, la temperatura la regulaba ella y los cambios eran mínimos. Por eso, un recién nacido es muy sensible a cualquier cambio por muy leve que este sea.

Ropa de bebé: las necesidades de un recién nacido son especiales

Hasta que el recién nacido cumple un mes, lo ideal es que lleve dos capas más de ropa respecto a los que están a su alrededor para estar cómodos.

Cumplido el mes y hasta que el bebé cumple tres meses, lo mejor es que lleve una capa más respecto a las personas que están cerca de él.

Por supuesto, todo esto es orientativo y lo mejor, es observar al bebé. Como son tan sensibles a los cambios de temperatura, su reacción es muy obvia ante el calor o el frío. Si su piel es pálida azulada (sobre todo en las extremidades) habrá que ponerle ropa, tiene frío. Para quitarle ropa, tendremos que observar que suda y está inquieto y rojo.

Además en los primeros días de vida, al recién nacido, cualquier sitio le resultaría frío por lo que es muy aconsejable que lleve gorro.

Además del gorro, también es muy aconsejable que en la ropa de bebé recién nacido, incluyamos unas manoplas (o calcetines en las manos en su defecto) además de para evitar que pasen frío, tenemos que tener presente que los bebés tienden a arañarse y que tengan las manos tapadas es perfecto.

Si estáis preparando la maleta para llevar al centro hospitalario para cuando llegue el bebé y estáis dudando de cuanta ropa es necesaria llevar al hospital lo ideal sería llevar una bolsa de viaje con tres o cuatro mudas, teniendo en cuenta que cada muda completa incluye: body (de manga larga y preferentemente con corchetes delante y en la entrepierna para facilitar el cambio de pañal), pijama completo (por supuesto, de manga larga, que cubra los pies y que sea fácil de poner y quitar), gorro (de lana o algodón), manoplas y patucos (para poner por encima del pijama, así no se salen y el bebé mantiene la temperatura en los pies).

En ropa de bebé recién nacido tan importante como la cantidad es la calidad. Echad un ojo a este artículo donde os hablaba del algodón orgánico. Si usáis con vuestro bebé ropa de este tipo de material, os estaréis asegurando de que las prendas son 100% algodón libres de insecticidas y pesticidas y así, evitaréis la exposición de la piel del recién nacido a sustancias tóxicas pues, los químicos que contienen gran parte de la ropa de bebé hacen que su piel se irrite ya que, es hasta cinco veces más fina que la piel de un adulto, de ahí, la importancia de cuidar su ropita. Los expertos aseguran que los pesticidas e insecticidas que se usan de forma habitual en las prendas, tiene el potencial de causar en las personas desde asma a reacciones alérgicas. Así que, por favor, cuando compréis ropa de bebé recién nacido aseguraos de lo que os lleváis a casa es de calidad.

Buen día a tod@s!!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close